Calidad de Aire Interior en centros de salud

La Calidad de Aire Interior (CAI) en centros de salud depende de la acertada planificación que va desde la etapa de diseño hasta los productos y métodos que permitan alcanzar el objetivo primordial de garantizar las mejores condiciones para el correcto funcionamiento del establecimiento.
 
por Oscar Moreno*
 
Nuestra vasta experiencia en cuanto al desarrollo de tareas de gerenciamiento y mantenimiento (tanto preventivo como correctivo) en hospitales y demás centros de salud, nos permite hoy día aseverar sin lugar a dudas que el tratamiento y calidad de aire interior en tales instituciones dedicadas al cuidado de la salud y bienestar de nuestra sociedad demanda exhaustivas consideraciones a fin de lograr condiciones de higiene y comodidad específicas y suficientes para ofrecer una atención médica adecuada.
 
Desde dicha óptica, el aire acondicionado y la ventilación resultan ser elementos primordiales para salvaguardar el bienestar de los usuarios de estos establecimientos, léase pacientes, personal y visitas.
 
Tales motivos nos llevan a estar frente a edificios complejos, que precisan la intervención de disciplinas ajenas al sector de la salud para hacerse cargo de los aspectos de limpieza e inocuidad, allí donde las personas se encuentran más vulnerables, y cuyo diseño nos enfrenta con un amplio panorama de cuestiones por cubrir ya no sólo los relativos a la planeación de espacios y la estética del lugar, sino aquellos relacionados con la comunidad usuaria y los avances tecnológicos, lo cual se vuelve necesario considerar si queremos utilidad y eficacia.
 
Dicha temática es abordada por diversas normas y estándares tales como el ASHRAE 170-2013 (Ventilation of Health Care Facilities y el ASHRAE HVAC Design Manual for Hospitals and Clinics-2013, orientados a asegurar la calidad en la infraestructura edilicia, en este caso la hospitalaria, en cuestiones tales como presurización, inyección de aire, renovaciones horarias, mecanismos para el control de asepsia, ventilación artificial y sistemas de filtración de aire.
 
Cumplir tales directivas plantea la necesidad previa de clasificar adecuadamente las distintas áreas del centro de salud, según el nivel crítico y de riesgos de infección que ofrezcan para una posterior y correcta identificación de los parámetros y recomendaciones a tener en cuenta.
 
Desde la óptica que nos involucra, el movimiento y tratamiento de aire es el corazón de un hospital, en donde la no existencia de barreras adecuadas de contención de contaminantes tanto sólidos como gaseosos y biológicos provocaría todo tipo de trastornos y dolencias.
 
Resulta, entonces, inobjetable evidenciar el rol importante que juega en todo esto la filtración y tratamiento del aire; convirtiéndose en un complemento clave en la prevención de enfermedades intrahospitalarias. Desde ya, distintos sectores abastecidos requerirán diferentes eficiencias de filtrado, en este sentido la calificación MERV (Valor mínimo de eficiencia reportado) tiene en cuenta este parámetro junto con el tamaño de la partícula de contaminante sólido que se trata de eliminar.
 
No menos significativa es la tarea de alcanzar el nivel de aire limpio requerido para cada aplicación, así como el entender el control y flujo de ese aire para conseguir los niveles de presurización apropiados según sea el caso.
 
Ahora bien, al momento de elegir un sistema de filtración para un centro de salud muchas y variadas circunstancias deberán considerarse, una de las más básicas será el definir si el objetivo será proteger la maquinaria que hace mover el aire o proteger a las personas del edificio. Obviamente la respuesta acertada será ambas; en esto cobra vital trascendencia los tipos de filtros a utilizar. 
 
Mientras los filtros de baja y media eficiencia han sido pensados para proteger las maquinarias, manteniéndolas limpias, los de alta eficiencia se tornan relevantes para proveer un saludable y seguro medio ambiente.
 
Los filtros de panel lavables, descartables planos o plisados, con rango MERV por debajo de 13, son generalmente de bajo costo y baja resistencia al flujo de aire pero, por supuesto, insuficientes para alcanzar un resultado valioso cuando se necesita mejorar los niveles de eficiencia en la retención de partículas en el aire.
 
Los de alta eficiencia –arriba de MERV 13– históricamente siempre presentaron más resistencia al paso del aire por lo cual, a la hora de tener que mejorar el sistema de filtrado existente, nos lleva a encontrar, en la mayoría de los casos, que no es posible hacerlo sin efectuar previamente modificaciones en los equipos, modificaciones que no solo comprometen la unidad ventiladora sino además los armazones y estructuras porta filtros existentes.
 
Afortunadamente, el crecimiento en el desarrollo de mantas filtrantes y el diseño de los filtros hacen que actualmente esto ya no sea verdad. Existe una nueva generación de productos de alta eficiencia que posee una alta performance en la captura de contaminantes con niveles de resistencia al paso del aire muy bajos, en este último aspecto se asemejan a los filtros de eficiencia media.
 
En párrafos anteriores, nos hemos referido a la necesidad de clasificar las distintas áreas de un hospital; en este punto no podemos dejar de mencionar a los quirófanos, los cuales encuadran como área de alto riesgo de infección. En ellos, el papel que desempaña el flujo de aire en cuanto al mantenimiento de un campo estéril es realmente crítico, atento lo cual son vistos en un interesante paralelismo con los llamados cleanrooms (cuartos limpios). 
 
Es así como aparecen en escena otro tipo de filtros, los denominados HEPA (High Efficiency Particle Air) preparados para retener contaminantes y partículas mucho más pequeñas que los restantes filtros hasta ahora mencionados. Las características constructivas tradicionales de un filtro HEPA hacen que presenten una elevada resistencia al paso del aire, aquí es donde aparecen los nuevos productos generados por la industria de la filtración de aire creando nuevos elementos con la mas sofisticada tecnología de fabricación. 
 
De todo lo expuesto, surge claramente cómo la filtración de aire mejora y puede resolver muchos de los problemas de calidad de aire interior en un centro de salud, no obstante por sí sola no es una total panacea. Los microorganismos aerotransportados tales como bacterias, virus y esporas de hongos presentan un verdadero reto a los ingenieros y personal de mantenimiento del hospital. La característica física más importante para clasificarlos es su tamaño, ya que impactará directamente en la eficiencia de filtrado. 
 
Pues bien, sucede que muchos de estos microorganismos atravesarán todas y cada una de las barreras de filtrado, inclusive la de filtros HEPA, incluso los mismos serpentines de los sistemas de ventilación, calefacción y aire acondicionado se convertirán en el lugar ideal para el cultivo y reproducción de aquellos.
 
A lo largo de varios años de nuestra trayectoria la no existencia de respuesta tecnológica a esta problemática nos convirtió en simples espectadores de tal situación. Afortunadamente, no mucho tiempo atrás, la aparición en el mercado internacional de un nuevo sistema de emisores Ultravioleta en banda C con prestaciones de vanguardia y óptima performance convirtió expectativas y necesidades en hechos y soluciones.
 
Cabe aclarar que en todas aquellas aplicaciones que involucren la desinfección del flujo de aire, la efectividad del UVC dependerá de varios factores, entre ellos la velocidad del aire, el tiempo de exposición y el grado de resistencia de los microorganismos. 
 
Así como los avances tecnológicos ya manifestados en la filtración de aire, a partir de esta innovación introducida por SterilAire, Inc., el campo de los UVC ya cuenta con emisores de alta potencia capaces de ser ubicados incluso en lugares clave como los equipos mismos de climatización. 
 
La implementación de este sistema en hospitales trae aparejados un sin número de notables beneficios, tales como los siguientes:
  • Reducción de infecciones adquiridas, 
  • Eliminación de limpieza manual de serpentines, 
  • Incremento de su vida útil, 
  • Reducción de costos energéticos
  • Eliminación de moho, bacterias y virus del serpentín, flujo de aire y bandejas de drenaje
 
Todo le expuesto pone de manifiesto que, en definitiva, será una correcta y planificada conjunción de diseño, equipos, productos y métodos lo que permitirá alcanzar los mejores resultados en cuanto a calidad de aire interior hospitalaria se refiere.
 
* Oscar Moreno es el presidente de Industrias Bellmor S.A, en Argentina, y puede ser contactado a través del número telefónico (054-11) 4544-0780 o visitando el sitio web www.bellmor.com.ar

Comentarios  

Ingecaba
# Ingecaba 14-01-2015 18:07
Realmente desconozco si existen o no estudios, creo que el articulo es bastante simple y explicativo de una realidad que sufrimos día a día ya que ni los usuarios ni los mantenedores son conscientes de estas problemáticas.
Mi planteamiento es simple, tamaño promedio de una bacteria está entre 0,6 y 1 micron, un virus es 100 veces menor en tamaño (según lo publicado en “Apotheken-Umsc hau” por Dr.Clemens Fahrig, médico jefe y director médico de medicina interna del Hospital Evangélico Hubertus de Berlín.) o sea que si esto es cierto un virus tendría un tamaño de entre 0,006 y 0,01 micron y un filtro hepa tiene una capacidad de retención de partículas del 99,97% de tamaño igual o superior a 0,3 micrones dejaría pasar bacterias menores a 0,3 micrones y prácticamente a todos los virus, por lo que yo no me animaría a calificarla de “temeraria” la afirmación.
No obstante según el último estudio de la OMS el mayor porcentaje de contagio de enfermedades nosocomiales se produce por vía aérea y en zonas no criticas o sea que las que se puedan achacar a los sistemas de ventilación y climatización no tienen filtros HEPA, ante la duda la aplicación de UVc parece una buena solución no solo para hospitales sino también para cualquier centro de trabajo con alta concentración de personas.
Oscar A. Moreno
# Oscar A. Moreno 15-01-2015 12:52
Estimados, gracias por sus comentarios. Como entenderán hay mucho para hablar de este tema y requiere mucha de ntra. atención; como podrán comprender, no se puede incluir en espacios tan acotados todo lo que uno quiere decir; quiero compartir una respuesta mía reciente: "..como somos hombres de pisar hospitales y laboratorios e involucrarnos con la O&M, puedo decir que en la etapa de proyecto no puedo descartar ninguna variable porque, considerando en donde nos encontramos hoy en día, si tomamos en cuenta que los filtros HEPA tienen un bajo porcentaje de penetración esto no significa que no pueda sufrir daños, pérdidas de aire entre el filtro y el gabinete o cualquier tipo de daño involuntario debido a malos movimientos dentro del ambiente. Dicho esto, estoy en una posición en la cual no puedo descartar la utilización del UV-C..
Oscar A. Moreno
# Oscar A. Moreno 15-01-2015 12:53
[...]; al mismo tiempo y como sabemos, los protocolos de validación de áreas especificas para laboratorios indican que se deben verificar y comprobar estanqueidad y fugas en filtros HEPA o ULPA terminales cada 6 8 o 12 meses. Para resumir, el análisis de la dinámica para la instalación de un sistema de HVAC desde la etapa de proyecto hasta la aplicación me lleva a considerar y concluir que el uso de los Emisores UV-C junto con los filtros HEPA y ULPA son una solución efectiva y eficiente para la eliminación de partículas de virus, bacterias y hongos".
ALFREDO ALARCON SAAVEDRA
# ALFREDO ALARCON SAAVEDRA 21-01-2015 15:53
Seria bueno agregar que la tecnología de oxígeno ionizado puede controlar muy bien la presencia de virus y bacterias presentes en el aire que , al igual que hongos y levaduras. Con este tipo de equipos generadores de oxígeno ionizado (ojo no es ozono) ya no se requeriría sistemas de UV-C y tampoco sistemas de filtración muy complejos.
Oscar A. Moreno
# Oscar A. Moreno 15-01-2015 12:57
Toda esta información puede ser encontrada en el Capítulo 10 de la "NAFA Guide to Air Filtration, 2001 Edition"
Ernesto Mendez Avila
# Ernesto Mendez Avila 23-01-2015 13:21
Hola,

En parte de tu articulo, reflejas la creación de microorganismos dentro de los mismos sistemas de climatización (Serpentines) pero no olvidemos del resto de los elementos donde se pueden desarrollar ya que están en alto riesgo de sufrir condensaciones (humedades) que sumado con la temperatura y la suciedad, es el lugar idóneo para su procreación. Es por eso que dentro de un plan preventivo, SE DEBEN HIGIENIZAR, eliminando el único ingrediente posible de retirar que es la SUCIEDAD, ya que tanto la Humedad y la Temperatura, son imposibles. En España contamos con la Norma UNE 100012 la cual determina los niveles de gravimetria (suciedad adherida en el interior de los conductos) y microbiologia (Hongos, Bacterias y Levaduras) que independiente del nivel de filtración terminal en instalaciones hospitalarias se deben tener. y de no ser conformes, se deben conseguir mediante el tratamiento de HIGIENIZACION DE SISTEMAS DE CLIMATIZACION EN ACUERDO A LA NORMA UNE 100012
Rubens Marques
# Rubens Marques 25-02-2015 15:50
Amigos, buenas tardes!
Me gustaría saber de se trata de: análisis de calidad del aire ambiental, que el estándar técnico que gobierna, y si la norma de la ANVISA, desde Brasil, se aplica a estos centroamericano s. Espero tu contacto

Att
Cotizar productos y servicios técnicos para América Latina

Ultimos Posts

Ultimos Comentarios

  • MI EQUIPO LLEVA R32 PERO AUN NO ESTA EN EL MERCADO PODRE CARGARLO CON R410

    Leer más...

     
  • El sistema de división de aire acondicionado mini split tiene numerosas aplicaciones potenciales ...

    Leer más...

     
  • Tengo problemas con un sistema vrf marca samsung se me han bloquiado la mayoria de unidades internas ...

    Leer más...

     
  • ola, no ramo de ventiladores , estou notando a vida util das bobinas de aluminio é bem menor que ...

    Leer más...

     
  • Hola, que pueden decir de considerar la incidencia del sol en paredes y ventanas, si la oficina o ...

    Leer más...

Latin Press
Portales, eventos, revistas y medios especializados
Expos & Congresos
Eventos especializados
Induguia
Guía de proveedores para climatización & refrigeración
Sistemas Audiovisuales
Soluciones de Climatización
Soluciones Operación de Edificios
Pinturas y Recubrimientos
Soluciones de Seguridad Electrónica
Televisión Broadcast y New Media
Administración de Edificios Modernos
Sistemas Audiovisuales en Brasil
Sistemas Audiovisuales en Colombia
Sistemas Audiovisuales en México
Refrigeración Comercial e Industrial
Operador de Reuniones y Congresos
Viajes Corporativos

Servicios de investigación:
Generación de Leads
Datos de Obras y Proyectos
Producción Multimedia
Bases de Datos
Encuestas de Negocios
Aire acondicionado - Componentes
Aire acondicionado - Difusion de aire
Aire acondicionado - Equipos compactos
Aire acondicionado - Equipos de agua
Aire acondicionado - Equipos salas de ordenadores
Aire acondicionado - Generadores de aire caliente
Aire acondicionado - Multi-split frio / Bomba de calor
Aire acondicionado - Sistemas de agua
Aire acondicionado - Sistemas de refrigerante
Aire acondicionado - Split frio / Bomba de calor
Aire acondicionado - Torres de enfriamiento
Aire acondicionado - Tratamiento de aire
Calderas - Accesorios y componentes
Calefaccion - Accesorios de instalacion
Calefaccion - Emisores de calor
Calefaccion - Generadores de calor
Compuertas de ventilacion
Ductos
Equipos de control
Equipos de medicion
Equipos de proteccion personal
Equipos de regulacion
Equipos de soldadura
Fancoils
Herramientas
Herramientas - Auxiliares para instalaciones
Herramientas - Vehiculos de asistencia
Radiadores - Accesorios y componentes
Recuperadores de ventilacion
Refrigeracion - Componentes para frigorificos
Refrigeracion Comercial
Refrigeracion Industrial
Refrigerantes
Software para la Instalacion
Tratamiento de aguas residuales
Ventilacion - Accesorios para ventiladores
Ventiladores